Mientras nuestro país cuenta con el primer vehículo eléctrico urbano Sudamérica (Seroelectric), en Europa una cooperativa española desarrolló un vehículo solar que permite la movilidad urbana minimizando el impacto ambiental y la explotación de los recursos materiales y energéticos del planeta.

es el nombre de este auto creado en Málaga que se mueve principalmente por la energía capturada por sus paneles fotovoltaicos que lleva en el techo, los cuales cargan la batería. Debido a su carrocería curvada, estas placas solares son flexibles, lo cual se obtuvo gracias a nuevos métodos de fabricación.

El tiempo de carga con luz natural oscila entre una y dos horas (dependiendo de las condiciones climáticas), y también cuenta con la posibilidad de conectarse a la corriente eléctrica. En una hora de carga se obtiene alrededor de un 90 por ciento de su batería.

El prototipo de este auto creado con un nuevo concepto de transporte limpio, económico, sostenible y eficiente, se presentó como prototipo en la Conferencia sobre el Cambio Climático en París (COP21).

Pensado para trasladar a dos personas en entornos urbanos, Mö pesa 85 kilos, mide dos metros de largo, y tiene una autonomía de hasta 90 kilómetros. Podría definirse como una bici eléctrica, o un triciclo con asistente eléctrico al pedaleo.

Otros datos técnicos

– Tamaño: Ancho 140cm, largo 200cm, alto 130cm
– Capacidad: 2 pax + equipaje y/o sillas para niños
– Peso: ~85 Kg
– Autonomía modo eléctrico: ~50Km
– Ventanas abatibles
– Llantas aluminio y/o composite 20″
– Juego de luces y cláxon
– Frenos delanteros tambor o disco
– trasero eléctrico o tambor o disco (s/v)
– 6/7 marchas
– Alfombras
– Retrovisores
– Ruedas anti-pinchazos
– Motor direct drive, 1200/1500W+ (UE 250W/350W)
– Placa solar integrada
– Freno re-generativo
– Batería extraíble, ~700Wh+ (48V 15Ah)
– Cargador Interno/externo
– Tapa estanca de carga externa