A pesar de estar prohibidas en todo el país, las carreras de galgos continúan realizandose en forma clandestina. Con participantes (apostadores) provenientes de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Neuquén, Río Negro y Santa Fe, esta vez el hecho ilegal ocurrió el domingo pasado en una calle pública de Idiazábal, departamento Unión, a unos 232 kilómetros de la capital cordobesa. 

El comisario Jorge López, director general de las Regionales Sud del organismo de seguridad provincial, indicó que recibieron un llamado anónimo que alertaba sobre la realización de la carrera clandestina de galgos, y que en el procedimiento se detuvo a 25 personas, entre ellas al organizador, oriundo de Idiazabal. Se secuestraron tres perros galgos y otros elementos relacionados con la práctica de esa actividad.

Sin embargo, los detenidos fueron posteriormente liberados tras su identificación. Asimismo, continúan a disposición de la Fiscalía de Instrucción de la ciudad de Bell Ville, por infracción a la ley nacional 27330 que prohíbe la carrera de perros, de cualquier raza, en todo el territorio nacional.

La norma reprime con prisión de tres (3) meses a cuatro (4) años y multa de cuatro mil pesos ($ 4.000) a ochenta mil pesos ($ 80.000) a quien la organice, promueva, facilite o realice.