La avenida Costanera de Córdoba capital permanece cortada en distintos tramos por precaución ante la crecida del río Suquía, luego de la apertura de las válvulas del dique San Roque. Hugo Garrido, director de Defensa Civil municipal dijo que hay “serios inconvenientes” en todos los sectores bajos y que por esa razón se producen cortes. Los cortes se registran desde Puente Cantón al este, puente Santa Fe, Avellaneda, Sarmiento Norte, 24 de Septiembre, Bicentenario y el vado Sargento Cabral, precisó Garrido. A causa de los cortes, el tránsito por las vías alternativas para circular por la zona céntrica es lento. La Policía indicó que también sigue cortada la ruta 11, a la altura de Monte Maíz,  por acumulación de agua en la calzada. En tanto, se pidió circular con precaución sobre ruta 3, en jurisdicción de Justiniano Posse.

Prowwwa en Las Varillas

 Vecinos de la localidad cordobesa de Las Varillas realizan desde este mediodía un corte en la ruta 13 en reclamo de ayuda tras las fuertes precipitaciones que provocaron anegamientos de calles y viviendas. “El motivo de la prowwwa es que no se está cumpliendo con lo que se iba a hacer en cuanto a las tareas de desagote del barrio. Somos muchas familias que estamos con 60 centímetros en las casas. Hace dos días que no tenemos la luz”, se quejó a Cadena 3 Fernando, un habitante de la zona. Asimismo, sostuvo que la interrupción al tránsito es de manera parcial ya que liberan una mano para la circulación de vehículos.

  intendente Juan Pablo Rujinsky le pidió a los vecinos mesura en la prowwwa. “Estoy en el corte evitando que nos vayamos de respeto y poder resolverlo. Trato de decirle a la gente que no somos magos. Hay que trabajar a través del ministro Passerini y Calvo. Los comprendo, pero pienso que en actitudes como estas vamos para atrás”, dijo. Aunque no quedan familias evacuadas, los problemas persisten ya que la intensa lluvia de la madrugada de ayer en la ciudad de Las Varillas, ubicada 171 kilómetros al sureste de la Capital cordobesa, dejó unos 240 milímetros. “Tuvimos una noche de absoluta tranquilidad y 60 personas entre evacuados y autoevacuados con el correr de las horas regresaron a sus hogares”, dijo el intendente. “Anoche por una cuestión de prevención en un sector que aún está complicada porque las aguas viene de arriba de la zona de Carrilobo, les pedimos que se autoevacuaran”, explicó.