Se trata de una infracción a ley nacional 27.330 que prohíbe esa práctica en todo el territorio argentino. De acuerdo a los datos suministrados por la policía de esa localidad ubicada en el departamento San Justo, efectivos realizaron un operativo en un campo denominado ‘La Cortadera’, en donde unas 400 personas participaban de la carrera de galgos.

La policía notificó del hecho a la Fiscalía de Instrucción en Turno, que ordenó la detención de un hombre y de su hijo mayor de edad, quienes fueron indicados como los presuntos responsables de la organización de la competencia.

Asimismo se secuestraron 52 perros galgos, dinero, tickets de entradas y otros elementos vinculados las apuestas y órdenes de bufet.

El artículo 2º de la ley 27.330 sanciona con multas de $ 4.000 hasta $ 80.000, y con prisión de entre tres meses y cuatro años para quien organiza, promueva o facilite la realización de carreras de perros de cualquier raza.