Este nuevo territorio protegerá una parte importante del Gran Chaco Americano, que alberga una inmensa biodiversidad, así como también el patrimonio histórico de la cultura comechingona.

El área que se integra contiene el casco de la Estancia Pinas, accesos y cursos de agua, recursos que contribuirán al mejor manejo del Parque Nacional.

 

La Fundación Wyss, a través de Aves Argentinas, aportó los recursos financieros necesarios para la concreción de esta ampliación, en el marco de un trabajo conjunto liderado por la Provincia de Córdoba y la Administración de Parques Nacionales.

La provincia de Córdoba cuenta con los Parques Nacionales Traslasierra y Quebrada del Condorito, que junto con el camino de Los Túneles y la Reserva Natural Chancaní conforman un importante circuito de turismo de naturaleza. Allí también se encuentra el futuro Parque Nacional Ansenuza, que ya cuenta con los recursos financieros necesarios para su creación, y será también una pieza fundamental en el sistema Nacional de Áreas Protegidas, siendo el tercer Parque Nacional de la Provincia, además del de mayor extensión de los tres.