La Dirección de Policía Ambiental informó que en lo que va de 2017, en distintos procedimientos realizados en la provincia de Córdoba se rescataron 777 aves autóctonas o en peligro de extinción.

En la mayoría de los casos, los pájaros pudieron ser devueltos a su hábitat natural, incluso se trasladaron a otras provincias cuando no se trataba de especies autóctonas, señaló la repartición encargada de controlar y fiscalizar la fauna silvestre en Córdoba.

Policía Ambiental explicó que reforzó los controles y las acciones de concientización sobre la importancia de que se cumpla la Ley que establece la prohibición de ‘mascotizar’ fauna silvestre, como también la ilegalidad de tenerla, transportarla o venderla.

El director de esa dependencia Adrián Rinaudo aseguró que “También hemos realizado rescates de osos meleros, zorros, pumas, monos, entre otros ejemplares de fauna silvestre”, dijo, y consideró “fundamental puntualizar que, más allá de la prohibición que establece la normativa vigente, mucha de la fauna rescatada se encuentra en malas condiciones sanitarias y no llegan a ser liberadas porque mueren en el proceso, incluso especies que están en riesgo de extinción”.

En la localidad de Estancia Vieja se secuestraron 21 aves que estaban en cautiverio, se instruyó a los vecinos de la zona de la prohibición de la tenencia, el transporte o la comercialización de fauna silvestre y se recibieron cuatro aves entregadas voluntariamente, en operativos realizados en los últimos días.

En la comisaría de la localidad de Hernando, personal de Policía Ambiental retiró cuatro pájaros que habían sido secuestrados por los agentes de la Policía en el allanamiento de un domicilio particular.

Posteriormente, los inspectores se dirigieron a Villa María donde el Escuadrón de Seguridad Vial detectó 130 pájaros transportados ilegalmente en la baulera de un colectivo que se dirigía hacia la ciudad bonaerense de La Plata; por lo que de inmediato se dio aviso al órgano competente.

Por su parte, Gendarmería Nacional liberó en otro operativo a orillas del río Yuspe a 24 aves que habían cumplido la cuarentena que establece el protocolo y se encontraban en condiciones de ser devueltas a su hábitat natural.

El informe de la Policía Ambiental señala que recientemente se realizaron dos procedimientos en simultáneo, uno en la ciudad de Río Cuarto donde se secuestraron cuatro aves, entre ellas un cardenal amarillo que se encuentra en riesgo de extinción; y otro en la localidad de San Antonio de Arredondo donde se encontraron 6 aves silvestres en posesión de la misma persona a la que los gendarmes habían secuestrado 130 pájaros.

Las especies más comunes que suele encontrarse en este tipo de operativos son reinamoras, vira vira, piquito de oro, cardenales comunes y amarillos, semilleros, jilgueros, corbatitas, naranjeros, mixto, brasita de fuego y soldaditos, según la entidad oficial.