Dos egresadas de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) eligieron presentar como trabajo final de su carrera una idea que se suma a los diversos proyectos existentes en nuestro país para reducir el consumo energético: un calefactor aerotérmico que aprovecha la radiación solar para calentar el aire del interior de una vivienda, hasta alcanzar una temperatura confortable de entre 22 y 25 grados.

Magdalena Talbot Wrigthy Priscila Torrealday son las autoras de este desarrollo que surgió originalmente como una propuesta para viviendas de planes sociales de la provincia de Córdoba, ya que los equipos de calefacción eléctricos implican altos costos que una familia de bajo ingreso no puede solventar, por lo que este calefactor se creó teniendo en cuenta la pérdida de calor que generalmente se produce en los hogares cuya construcción es insuficiente en aislación térmica.

Este dispositivo garantiza una disminución del 50 por ciento en el consumo mensual de kilovatios. Tiene capacidad para aclimatar superficies de 42 metros cuadrados y se basa en un mecanismo híbrido, ya que requiere de apoyo eléctrico para comenzar a funcionar.

El calefactor también puede resultar muy ventajoso en las localidades de las Sierras Chicas de Córdoba, que no tienen acceso al gas natural, como Mendiolaza, Unquillo y Río Ceballos, aunque resulta útil en cualquier vivienda en la que simplemente se desee ahorrar electricidad.

El calefactor está ubicado dentro de la vivienda y se conecta –a través de un tubo que atraviesa la pared– con el colector solar circular en la parte externa de la casa. Funciona por convección: mediante un movimiento circular, el calor es transportado entre zonas con diferentes temperaturas. El aire frío del interior es absorbido por un tubo e ingresa a la manguera flexible de acero negro (colector solar). Allí es calentado por la radiación solar y devuelto a la vivienda por un segundo tubo. 

El aparato es de fácil instalación, económico, no contamina el medio ambiente, y la mayoría de sus componentes son de producción nacional. Estimado para una producción de 600 unidades, costaría el doble que los caloventores eléctricos de pequeñas dimensiones que existen actualmente en el mercado, y la tercera parte de un aire acondicionado.

Como funciona por radiación solar, este calefactor garantiza la provisión de calor en horario diurno y durante la noche mediante sistema eléctrico, con encendido manual.