Desde el siglo XVI Agua de Oro es un lugar elegido por su entorno natural y por la calidad de su agua, recurso natural que un emprendimiento inmobiliario quiere abusar, dejando sin este vital elemento a tres pueblos de la región. La Asamblea de Vecinos de Chavascate presentó un amparo para que la empresa suspenda la construcción en la zona conocida como Candonga y asegure el agua a los pueblos afectados.

Ticupil S. A. es la empresa que pretende lotear 368 parcelas en un lugar paradisíaco. El loteo tiene un alto impacto en el medio ambiente de este pueblo de 1900 habitantes. De la noche a la mañana, vendrán cientos de vecinos a la localidad: los servicios colapsarán, pero fundamentalmente, el agua no alcanzará para todos. Juan Smith, abogado de la Asamblea comentó a La Izquierda Diario que “la empresa es Ticupil S.A., que se encuentra en franca violación a las leyes ambientales de la provincia de Córdoba. Esta empresa fundamentalmente, está poniendo en riesgo la capacidad de agua potable que tienen las tres localidades, es decir: El Manzano, Cerro Azul y Agua de Oro”.

En Córdoba la Secretaria de Ambiente tiene la facilidad de autorizar emprendimientos inmobiliarios sin exigir un estudio de impacto ambiental, lo mismo sucedió en San Antonio de Arredondo, donde la empresa GAMA iba a construir un barrio exclusivo dentro de un bosque nativo, protegido por la Ley de Bosques. Aquí en Agua de Oro, sucede de forma similar. Por medio de la Resolución 1200, en el año 2013 la Secretaría le daba luz verde a Ticupil S.A. para comenzar con su emprendiento inmobiliario, con el único fin de conseguir parcelar la mayor cantidad de lotes. Incluso el Ente Regulador de los Servicios Públicos, le autorizó a la empresa hacer el tendido eléctrico para los lotes.

“Desde la Asamblea hemos resuelto presentar un nuevo amparo ante la justicia provincial. En este caso ante la cámara contencioso administrativo de la provincia de Córdoba, en contra del ERSEP por el dictado de esta resolución que vuelve a vulnerar los derechos ambientales y la legislación vigente en esta materia en la provincia de Córdoba”, afirmó Smith. El Manzano, Agua de Oro y Cerro Azul, son localidades turísticas, pero que llevan una vida típica de pueblo. La industria inmobiliaria en Córdoba ha talado bosque nativo y sellado humedales, es una de las causas de las fuertes inundaciones que debe sufrir la provincia cada vez con mayor regularidad.