El cuerpo de inspectores de Control y Monitoreo Ambiental de la cartera de Ambiente realizó ayer dos inspecciones en establecimientos de Pablo Nogues y Tigre, ambos inscriptos ante el Registro Nacional de Generadores y Operadores y en calidad de operadores de residuos peligrosos.

Las inspecciones son efectuadas en el marco de la Ley n.º 24051 y los decretos reglamentarios, y ante la necesidad de fortalecer la fiscalización de este tipo de actividades dada la mayor demanda de insumos, que luego de su descarte se configuran como patológicos, tales como barbijos, guantes de látex, jeringas y camisolines.

Una de las empresas inspeccionadas, recibe y trata, mediante el proceso de esterilización, exclusivamente residuos patológicos. En tanto, la otra firma se encuentra habilitada para el tratamiento de residuos patológicos mediante las tecnologías de incineración y de estilización. Asimismo, el establecimiento está autorizado a recibir y tratar otras corrientes de residuos peligrosos. De la recorrida en ambas empresas se pudo constatar que no se han producido cambios en los procesos ni en el manejo de los residuos peligrosos en conformidad con lo establecido en sus respectivos certificados.