El objetivo de este tratamiento, en principio, es reducir la cantidad de días de internación de los pacientes.“Los taninos podrían convertirse en un tratamiento complementario de bajo costo y de alta disponibilidad contra el coronavirus, contribuyendo a una adecuada respuesta del sistema inmune tanto a través de la modulación de la flora intestinal, como de la promoción de la actividad antiinflamatoria“, aseguró María Marta Piskorz, del equipo de Gastroenterología del Hospital de Clínicas.

Los taninos tienen antecedentes como antivirales y antiinflamatorios, lo que llevó a las autoridades del hospital a considerar y aprobar un protocolo presentado por un equipo de investigación del propio hospital en colaboración con especialistas de instituciones de Argentina y Europa.

“En la pandemia apareció un estudio en China que indicaba que podría haber alguna relación entre la composición de bacterias en el eje intestinopulmonar y las manifestaciones del Covid-19 más severas. Lo que hacemos es estudiar la microbiota en los pacientes con la última tecnología en el área y analizamos la respuesta inflamatoria, explicó la neurograstroenteróloga.

El estudio clínico, a cargo de Piskorz y Andrea Pisarevsky, es de tipo doble ciego y se realiza con 140 pacientes mayores con diagnóstico de Covid-19 positivo, durante un período de 14 días donde se les administra una cápsula cada 12 horas. Las investigadoras indicaron que se esperan los primeros resultados para fines de septiembre.

“Los taninos son sustancias naturales, son extractos de castaño y quebracho los que usamos, los cuales estimulan el crecimiento de las bacterias beneficiosas que intervienen en la inmunidad”, aseguró Pizkorz, y agregó que “no hay contraindicaciones ni tiene efectos secundarios”.

“En el Covid-19 grave interviene una tormenta de citoquinas que producen un cuadro inflamatorio importante. Los taninos modulan la microbiota (flora) y con eso podemos reducir la inflamación. Esperamos encontrar cambios, una mejoría de citoquinas con la administración de este producto, para tener mejor cantidad y calidad de las bacterias beneficiosas”, afirmó la investigadora.