Los barbijos serán destinados al autoabastecimiento de los penales, para el uso de los privados de libertad y del personal penitenciario, informó el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

El trabajo se realiza en los talleres textiles de 14 establecimientos penitenciarios. “Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos adquirieron telas de friselina blanca y la producción se da en penales de La Plata, Florencio Varela, Campana, Sierra Chica, Saavedra, Batán, San Martín y Magdalena”, agregaron.

Según se indicó, la tarea de producción de barbijos comenzó con internos alojados en la Unidad 1 Olmos, donde se confeccionarán cerca de 500 barbijos por día; las internas de la Unidad 8 Los Hornos realizarán unos 100; en la Unidad 9 La Plata, 500; Unidad 19 Saavedra, 500; Unidad 32 Florencio Varela, 50; Unidad 35 Magdalena, 400; Unidad 46 San Martín, 500; Unidad 50 Batán, 65; y Unidad 51 Magdalena, 300.

Asimismo, ya están elaborando barbijos en la Unidad 2 (en el pabellón de internas trans), 27 y 38 Sierra Chica, 13 Junín y 41 Campana, entre otras.

En Sierra Chica, en la Unidad Penal 38, los internos que pertenecen al taller de Corte y Confección no solo están fabricando barbijos, si no también batas y cofias gracias al préstamo de una máquina Singer y la donación de tela quirúrgica, cintas e hilos.

En Junín, Unidad 13, veinte internas e internos fueron capacitados en la elaboración de barbijos. Se estima que producirán más de 2000 de ellos para ser distribuidos en las seis cárceles de San Nicolás, Mercedes, Baradero y Junín que componen el Complejo Penitenciario Zona Norte.

penal barbijos