Se trata de un sistema infrarrojo que permite identificar la temperatura corporal de las personas a través de un sistema térmico de video. Las cámaras comenzarán a funcionar en las estaciones cabeceras de tren del área metropolitana de Buenos Aires para detectar fiebre en los pasajeros, uno de los síntomas del coronavirus -en Constitución ya funcionan desde el jueves 16 de abril-.

La presentación tuvo lugar esta mañana en el hall central de la estación Retiro, con el ministro de Transporte de la Nación Mario Meoni, su par de Interior Eduardo “Wado” de Pedro y por la Ciudad de Buenos Aires el vicejefe de gobierno Diego Santilli.

Con estas cámaras es posible registrar la temperatura de 50 personas al mismo tiempo, ya que cuentan con un lente óptico y uno térmico.  Con el primero se identifica que se trata de figuras humanas y con el otro se detecta la temperatura y se logra convertir la energía térmica en una imagen visible para el ojo humano.

Estas cámaras se configuran para que ante una temperatura superior a los 37.9 grados se emita un alerta.