“Durante la cosecha (rastrojo) y su molienda (cascarilla), se producen desechos que no eran aprovechados y de los que se puede obtener Sílice Amorfa, un mineral utilizado por diversas industrias“, detalló el INTI.

El producto obtenido “está libre de impurezas y tiene las mismas características que la sílice de Europa, China o los Estados Unidos“, explicó el estudiante de Ingeniería Química y becario del INTI Julián Baccaro, quien lidera la investigación.

Este desarrollo tendrá un fuerte impacto en la economía regional, ya que hablamos de una de las actividades económicas más significativa para el Noreste Argentino”, sostuvo Baccaro.

El INTI precisó que en la actualidad la Argentina “demanda 6.800.063 toneladas anuales de ese productoy que Este producto abre una nueva oportunidad para los productores y molineros del sector arrocero, una de las principales actividades económicas de Corrientes y una de la más importante del país por los ingresos generados por exportación”.