La directora nacional de Emergencia Agropecuaria, Yanina Yalungo, recorrió municipios de Corrientes y evaluó junto a intendentes y técnicos la aplicación de programas oficiales para mitigar el impacto de las inundaciones que afectaron principalmente a los pequeños productores ganaderos y arroceros.
De acuerdo con lo informado por los municipios de Goya y Santa Lucía, la funcionaria se reunió con los intendentes y representantes de diversas entidades y organismos productivos para evaluar los daños provocados por las lluvias y las crecidas de los ríos Paraná y sus afluentes.
Según anunció el municipio de Goya, a 220 kilómetros de la capital y donde desde diciembre llovieron más de 800 milímetros, la funcionaria nacional hoy sobrevolaba las zonas productivas para evaluar el impacto de los desbordes de los cauces.
 
En una reunión sostenida con el intendente de esa localidad, Gerardo Bassi (FPV) Yalungo anticipó la posibilidad de trabajar en una declaración formal de Emergencia Agropecuaria Nacional. No obstante “primero debe hacerlo la provincia” señalaron desde la comuna, pese a que anticiparon que desde el estado nacional se pondrán a disposición “fuentes de financiamiento que permiten la agilidad en la asistencia económica para llegar en tiempo y forma ante una situación como la que se está viviendo ahora en Goya y otras localidades de la provincia de Corrientes”.
Y según señaló la comuna, Yalungo remarcó que para el productor rural “tenemos otro tipo de ayuda sobre todo en el después, para tratar de que se puedan generar proyectos para financiar cuestiones que tengan que ver con obras y bienes durables que tengan un impacto permanente”.