Se trata de una especie considerada en peligro de extinción a nivel mundial y desde hace décadas desaparecida en Argentina y Uruguay.
Recientemente – y tras décadas sin registros en nuestro país- personal de la Fundación Rewilding visualizó y filmó un individuo silvestre de nutria gigante en el Parque Nacional El Impenetrable, provincia de Chaco. Desde ese organismo informaron a través de un comunicado ,”a este increíble hallazgo se le suma el nacimiento de tres cachorros, los primeros en el proyecto de reintroducción de la especie que la misma Fundación lleva adelante en el Parque Iberá”.
“La nutria gigante es el depredador tope del agua de los humedales del norte de Argentina -explicaron desde la Fundación- Su regreso devuelve la buena salud a los ecosistemas. Un ecosistema completo y funcional es más diverso y bello. Y las comunidades locales también recuperan su cultura y la prosperidad económica con el retorno de la vida silvestre.”

Matías Greco, veterinario de la Fundación y responsable del manejo de las nutrias gigantes que se encuentran en los corrales de presuelta en el Parque Iberá confirmó que el nacimiento se produjo “aproximadamente a la una de la madrugada”.

Cuando Greco llegó al corral, que abarca parte de costa y de la laguna Paraná, revisó los videos de la cámara ubicada en una de las madrigueras y se encontró con la gran sorpresa.

Sabíamos que Alondra estaba embarazada y por parir porque había estado copulando con Coco hace poco más de dos meses, y su panza había crecido considerablemente en las últimas semanas, aseguró el especialista.

Alondra ya había parido en dos ocasiones anteriores, pero en ambos casos las crías no sobrevivieron o nacieron muertas, por ello durante los primeros cuatro días un grupo de especialistas montó guardia las 24 horas, observando las cámaras para observar el comportamiento de la pareja con sus tres cachorros.

Por su parte, la bióloga Talía Zamboni, a cargo de los proyectos de reintroducción de especies en Iberá destacó la trascendencia de los nacimientos:La nutria gigante desapareció de Argentina en la década del 80, cuando los últimos grupos familiares fueron registrados en la provincia de Misiones.

La especialista remarcó queel proyecto que se lleva adelante en Iberá es único en su tipo, nunca antes se intentó devolver a la nutria gigante a un sitio donde había desaparecido debido a causas provocadas por el hombre“.

“Estos tres cachorros son los primeros en nacer en nuestro país en décadas y representan la esperanza de poder recuperar a la especie en Argentina“, agregó.