Desde 1986 están prohibidas en todo el país las riñas de gallos. Esta semana Gendarmeria de Corrientes rescató veinticinco gallos de riña que eran transportados en bolsas de arpillera en el interior del baúl de un auto con destino a La Pampa. Tres hombres quedaron demorados y la Asociación de Abogados por los Derechos de los Animales (AFADA) pidió que se profundice la investigación para llegar hasta los organizadores de estas competencias clandestinas.

“Corrientes y Tucumán tienen esta actividad ilegal. Es necesario investigar quiénes organizan estas riñas en La Pampa”, comentó a la prensa el titular de Afada, Pablo Buompadre. El hecho fue informado por Gendarmeria Nacional quien en un parte de prensa aseguró que en la ruta nacional 14, a la altura del kilómetro 363, en  cercanía a la localidad de Paso de los Libres pudieron detectarse los gallos en un control de rutina que se le hizo a un automóvil.  Allí los hallaron escondidos en el baúl de un auto. Tres hombres quedaron demorados, se supo que venían de Mercedes y que iban rumbo a Toay, La Pampa.

“Las riñas son muy difíciles de detectar y que se dirijan estos gallos a La Pampa abre una novedad para nosotros, porque no registramos antecedentes de esa actividad ilegal en esa provincia. Las riñas se hacen en secreto y se desarticulan rápido ante riesgo de ser advertidas por las autoridades, por lo que se reprograman. Las riñas son posibles por la connivencia policial”, afirmó Buompadre.

Las aves quedaron en la delegación de Monte Caseros de SENASA, aunque esta decisión no fue compartida por Afada, ya que “Ya que en circunstancias similares no hemos tenido buenas experiencias”, advirtió el abogado defensor de animales.