La experiencia se realizó en el marco del programa “Más trabajo, menos reincidencia” que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, que conjugó trabajo de la tierra y servicio a la comunidad en la Unidad 12 Gorina, dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Luego de las tareas realizadas por los internos que se capacitaron en el sector huerta del penal, se logró una producción de 60 kilos de remolacha, 50 kilos de acelga y 20 kilos de lechuga, que fueron donados al nosocomio José Ingenieros.

“La donación se destinará a enriquecer la dieta de los pacientes internados que, en general, reciben poca verdura de hoja. Con la acelga fue una fiesta, ya que se hicieron tartas y bocadillos”, contó la directora ejecutiva del Hospital, Julia Gatica.

Las personas privadas de la libertad trabajaron con la colaboración y la supervisión de los agentes penitenciarios. El responsable del área Agropecuaria del establecimiento carcelario, Rodrigo Campomar, indicó que “la idea es entregar las verduras al Hospital una vez por semana para que ellos puedan contar con ese abastecimiento natural y nutritivo”.

La Unidad 12 también proporciona verduras semanalmente al comedor “El Chogüí” del barrio platense de San Carlos, permite autoabastecer el penal y, normalmente, también envía grandes cosechas a las Unidades 22 y 25 de Olmos y a la Unidad 33 de Los Hornos.