Energía hidroeléctrica, geotérmica y eólica. Costa Rica es un paraíso de energías renovables y desde hace más de tres meses genera el 100% de su electricidad prescindiendo de combustibles fósiles. 

El gobierno se propuso alcanzar una economía neutra en emisiones de carbono, para lo cual piensa llegar a 2021 con una matriz energética totalmente basada en fuentes renovables. 

La principal fuente de esa energía limpia y libre de combustibles fósiles proviene de sus centrales hidroeléctricas que se alimentan de los grandes sistemas de ríos y de las fuertes lluvias tropicales. Según un estudio de la organización ambientalista World Wildlife Fund (WWF) Costa Rica tiene un potencial de 223.000 gigavatios por año de hidroelectricidad y está convirtiendose en el primer país de América Latina impulsado por energía 100% renovable.

El récord de energía verde que se alcanzó en 2015 representó el 99% de la electricidad de todo el país. Según el Instituto costarricense de electricidad, ese récord fue de 285 días.