Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la exposición cotidiana a emisiones sonoras superiores a 50 decibeles puede traer graves consecuencias para la salud humana, en función del número de horas de exposición diaria y el rango de los decibelios.

El ruido puede provocar irritabilidad, incremento de azúcar y colesterol, aumento en la presión sanguínea, sudoración, creación de úlceras, vasoconstricción y tensión muscular.

Especialistas del Laboratorio de Análisis y Diseño Acústico (LADAc) de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), México, desarrollaron “Hubbub“, una aplicación de celular que permite detectar si existe contaminación sonora y determinar su origen.

La app muestra un mapa con geolocalización que indica la intensidad del ruido, y realiza una medición de diez segundos para registrar el análisis de los decibeles emitidos e identificar las posibles fuentes del ruido, ilustrándolas en el mapa.

También determina si el exceso sonoro proviene de un espacio interior o exterior. A través de emojis, el usuario puede enviar información a la base de datos de la aplicación, un análisis que puede ser compartido en redes sociales para advertir a otros usuarios sobre las zonas donde se presenta esta problemática.

Hubbub tiene como objetivo dar al estudio del fenómeno del ruido un protagonismo ciudadano, incluyendo de esta manera interactiva el criterio de la población. Invitar a aquellos afectados por la contaminación acústica a que a través de una alerta enriquezcan y construyan una alternativa a los reportes oficiales.