La empresa Lomas del Sol, instalada en la provincia de Córdoba y dedicada al cultivo y procesamiento de la uva, mayormente en su variedad pasa, desarrolla junto al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) un proyecto para producir etanol con los frutos de menor valor comercial.

El proyecto demandaría entre 130 y 260 millones de kilos de uvas con el objetivo de captar un horquilla el que va del 1,5 al 3% de la cuota del mercado del etanol, hoy mayormente producido a partir de la caña de azúcar (9 plantas y 40% del total) y del maíz (5 y el 60% restante).

Entre el 5 y 10% de una cosecha promedio ronda los 2.500 millones de kilos, capaz de elaborar entre 100 y 200 millones de litros destinado a la producción de etanol, cantidad que debe multiplicarse por diez, que son los años que desde la empresa se considera que llevará crear el negocio.