El ministerio de Agricultura creó el “Programa del Uso de Bioinsumos Agropecuarios (Profobio)” con el objetivo de promover y facilitar el uso de estos productos biológicos entre los productores agropecuarios y contribuir así al avance de la sustentabilidad e inocuidad en la producción agroalimentaria y agroindustrial, para fomentar la industrialización de la ruralidad y el agregado de valor en origen.

El programa durará 15 meses y contará con una asignación mínima de 2.460.000 pesos para el presupuesto 2015 y 2016, que serán destinados a la compra de bioinsumos para distribuirse por única vez entre los productores y para ejecutar actividades de promoción. Funcionará en la órbita de la subsecretaría de Agregado de Valor y Nuevas Tecnologías dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

El secretario de Agricultura, Gabriel Delgado, destacó que “los bioinsumos son un ejemplo de agregado de valor. Es tecnología para el aumento de la producción sustentable. Nuestra intención con este nuevo programa es apoyar un sector en el que somos competitivos, promover la producción de bioinsumos y facilitar su acceso a todo tipo de productores.

El objetivo del Profobio es hacer que los productores agropecuarios, en especial los más pequeños, se familiaricen con el uso de los bioinsumos. Por esa razón, el programa contempla entre sus metas más importantes, la entrega de estos productos a modo de prueba por períodos determinados (siempre con la mira puesta en las necesidades de las distintas economías y regiones involucradas) y capacitar a los productores en su uso.

Los bioinsumos utilizados en la agricultura presentan importantes beneficios ya que permiten incrementar los rendimientos de los cultivos, lo que brinda la posibilidad de cubrir en un mayor nivel las necesidades alimentarias de la población y permiten a los productores obtener mayores beneficios económicos.
Boinsumo es todo producto biológico que consista o haya sido producido por microorganismos invertebrados o extractos de plantas, que es aplicado como insumo en la producción agropecuaria.