El modelo está en proceso de ser terminado y estiman que podrá abastecer a un amplio sector. La máquina entregará los barbijos a través de dinero en efectivo, pago electrónico o en forma gratuita, según lo defina el contratante del servicio.  Asimismo, su puesta en marcha depende de que se habilite la actividad para este tipo de emprendimientos electrónicos.

La empresa radicada en Quilmes ya provee de otras máquinas que expenden productos de limpieza y prevención sanitaria como alcohol en gel, guantes y otros. “Desarrollamos y fabricamos tecnología, nuestro fuerte son las máquinas expendedoras, rubro en el cual contamos con más de una década de labor. Las actuales circunstancias, por las medidas de prevención sanitaria, nos llevaron a crear un modelo especial para los barbijos”, explicó el titular de Intelmaq, Alejandro Routhier a BAE Negocios.

En otras partes del mundo ya se habilitaron dispositivos similares, como por ejemplo en las terminales de transporte público de Tailandia. “El impacto es mundial, no somos los únicos heridos por la pandemia. Las economías se deterioran pero debemos tener en claro que está en juego la vida de mucha gente. Más allá de que las pymes, si no trabajamos en el día a día no superaremos este desafío. Sin optimismo no se sale, sin inversión para mantener la rueda productiva y aportando para la prevención y la salud, tampoco”, expresó Routhier.

“Por estas horas también estamos abocados a concretar un modelo de respirador artificial. Lo que podemos anticipar que la premura para terminarlo es que el mismo sea portátil y de fácil utilización. Nos parece que son dos factores claves en el medio de la emergencia que nos obliga a nuestro mejor esfuerzo”, finalizó Routhier.