Aunque el avance de las investigaciones y el desarrollo de prototipos cada más más pequeños y funcionales es cada vez más complejo y vertiginoso, existe una enorme consecuencia de esto y es la gran cantidad de deshechos informáticos, con el impacto ambiental que eso genera, y el aumento del consumo de la mano de la obsolencia programada

Sin embargo, cada vez son más las empresas que comienzan a poner su conocimiento e investigación en el plano de la sustentabilidad. Es ahí donde surgen las propuestas más innovadoras capaces de generar soluciones reales que puedan representar una alternativa más amigable con el medio ambiente

Éste es el caso de una empresa francesa llamada Sunpartner Technologies que ha diseñado un panel solar que se integra debajo de las pantallas de los smartphones y permite capturar luz solar y transformarla en energía capaz de cargar la batería del teléfono. 

La idea fue presentada en la Mobile World Congress 2016 (MWC) realizada en Barcelona desde el 20 hasta el 25 de febrero, el evento más importante del mundo sobre tecnologías para la telefonía móvil, donde se exponen todas las novedades y creaciones más innovadoras. 

Los paneles solares fotovoltaicos creados tienen un tamaño muy reducido, pudiéndose integrar a los dispositivos móviles de manera fácil. Esto lo han conseguido a partir de miniaturizar las células solares en una lámina de 1 a 5 mm de espesor. Además, han logrado que sean transparentes, sin que eso implique que pierdan su función de permitir recargar la batería al colocar el dispositivo móvil al sol.

A su vez, la compañía francesa está trabajando con la empresa tecnológica 3M para diseñar una micro-pieza transparente, inalámbrica y sostenible para obtener un mayor rendimiento al conectar el panel solar fotovoltaico transparente con un chip que convierta la energía producida.

Hasta el momento, la compañía japonesa Kyocera ha sido la primera en presentar un prototipo de dispositivo móvil inteligente con este tipo de paneles solares, aunque se cree que Apple también podría adoptar esta tecnología. 

Aunque esto representa un avance, queda aun mucho por investigar y desarrollar, ya que se calcula que, con esta tecnología, solo se puede conseguir energía extra equivalente a hablar por 2 minutos más, escuchar 10 minutos de música o estar conectados a la red 3G por ese mismo tiempo. Pero se está yendo por el buen camino.