A diferencia de occidente, donde utilizamos platos de plástico que pueden tardar hasta 150 años en degradarse, Nepal y Tailandia usan platos totalmente orgánicos y por lo tanto 100% biodegradables, fabricados con las hojas de los árboles.

En Nepal se llaman Tapari y son creados de manera artesanal con las hojas del ‘Shorea Robusta’ o ‘sala’, y también con fibras vegetales y palos de bambú para unir y dar forma. Unos están hechos con hojas verdes, y otros con hojas secas.

Por su parte, en la Universidad de Tailandia también desarrollaron un material a partir de hojas de tres árboles autóctonos (la teca, la buteada frondosa y el Baniano) que pueden reemplazar el plástico para usos como platos descartables, ya que es moldeable, impermeable, no tóxico y es importante el gran tamaño de las hojas.