Aunque no se vean, en nuestras casas hay polvo, bacterias, virus, moho o productos químicos que se trasladan por el aire de nuestra pieza o cocina y nosotros los respiramos a diario. Con el propósito de purificar el aire que nos rodea una empresa de Estados Unidos diseñó un purificador de aire que descompone el polvo o aquellas impurezas a nivel molecuar.

“Molekule” es la empresa de Estados Unidos que en asociación con el estudio inglés PostlerFergunson crearon un purificador de aire de alta tecnología que se puede llevar a cualquier ambiente de la casa, para que en una hora purifique hasta 55 metros cuadrados. El aparato trabaja con un método nuevo, por oxidación fotoelectroquímica. No hace ningún ruido y puede deshacerse de agentes contamiantes de un modo rápido y efectivo.

El purificador es como un tubo cilíndrico que se instala en cualquier rincón de nuestra casa, desde la base entra el aire y allí un filtro recoge las partículas más grandes, y allí las lleva hacia otro filtro recubierto de nanopartículas. La luz activa al filtro generando una reacción química que descompone los agentes contaminantes a sus componentes moleculares más básicos. De esta manera el filtro destruye virus, bacterias y todas aquellas moléculas que producen alergía. 

El purificador, gracias a su diseño, puede ser transportado a cualquier parte, y por una app puede manejarse en forma remota. El fin no es sólo hogareño, ya que su uso sería recomendado para hospitales o clínicas en donde se necesite aire pure la mayor parte del día.