Con el objetivo de generar una base de datos actualizada sobre la distribución geográfica de las vinchucas y prevenir su proliferación, los profesionales del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE, CONICET – UNLP) desarrollaron GeoVin, una app que ya se encuentra disponible para su descarga en las tiendas digitales para dispositivos con Android.

Las vinchucas o triatominos son una familia de insectos que se alimentan de sangre, que tienen una amplia distribución geográfica en Argentina, fundamentalmente en el centro-norte del país. A lo largo de todo el territorio nacional se han detectado 16 especies distintas y una de ellas, Triatoma infestans, se erige como la más problemática por ser el principal vector del parásito Trypanosoma cruzi, causante de la enfermedad de Chagas.

Quienes descarguen la app podrán acceder a un mapa de datos que ya cuenta con casi 10 mil puntos del país donde alguna vez se encontraron especies de vinchucas, que fue elaborado en el marco de la tesis doctoral de Soledad Ceccarelli, becaria del CONICET en el CEPAVE. “La información que circulaba estaba incompleta o poco sistematizada, y lo que hice fue recopilar datos de publicaciones científicas, tesis doctorales, informes, y el propio trabajo de campo que hacemos desde el laboratorio, más el aporte voluntario de algunos colegas para armar la base de GeoVin”, cuenta la experta.

Lo que nosotros queremos es que esa base se vaya actualizando con la colaboración de los usuarios”, explica Gerardo Marti, investigador independiente del CONICET en el CEPAVE, y apunta que “en muchos de esos puntos previamente cargados puede ser que ya no haya vinchucas, y sí aparezcan en nuevos lugares”. En ese sentido, los científicos ciudadanos podrán enviar sus fotografías a través de la app, y luego los expertos determinarán si se trata o no del insecto. En caso de que sí, la información estará a disposición de los entes de control para que se activen las medidas preventivas ante el posible riesgo epidemiológico.

Mucha gente suele confundir a las vinchucas con otros insectos. La app tiene una serie de imágenes comparativas que facilitan la diferenciación. En particular, su rasgo distintivo es el aparato bucal que se encuentra plegado debajo de la cabeza y sólo se extiende hacia adelante al momento de la alimentación”, describe Marti.

Quienes utilicen la aplicación encontrarán información complementaria sobre la enfermedad de Chagas, sus formas de transmisión y métodos de prevención. “Lo que circula en Internet en muchos casos es erróneo. Entonces, GeoVin fue pensada también como una herramienta que recopile datos precisos para que la gente sepa cómo tratarse, conozca que el diagnóstico y el tratamiento, esto es la atención y medicación, son gratuitos y cuáles son los lugares a los que debe recurrir”, destaca Marti. En ese sentido, Agustín Balsalobre, becario del CONICET en el CEPAVE, puntualiza que “la aplicación se configura como un combo muy importante para centros de salud, establecimientos educativos y organismos dedicados a la temática. Para más adelante, tenemos la idea de agregar un juego educativo para escuelas con la idea de concientizar a los chicos desde lo lúdico y que luego ellos canalicen la información hacia sus familias”.