El agua algún día se acabará. Uno de los elementos primordiales de la vida está sufriendo un uso desproporcionado e irracional de parte de la población humana privilegiada que consume recurso de un modo cotidiano. Su acceso hoy está restringido, limitado en varias regiones del planeta además de ser en algunas áreas un bien costoso. A fin de concientizar sobre su uso inteligente, proliferan día a día muchas campañas e instituciones para hacer perdurar el agua para las nuevas generaciones.

La premisa es ahorrar agua o saber utilizarla de manera prudente, consciente. El evento “South by Southwest 2016” que reúne en Austin, Texas, congresos y conferencias de películas, medios interactivos y música con una frecuencia anual, permitió el lanzamiento de un novedoso dispositivo para aprovechar el agua de un modo más reflexivo y responsable.

Es una ducha tecnológica, denominada Hotaru. Una invención moderna de una empresa japonesa que busca ofrecer un dispositivo compacto capaz de reciclar el agua y purificarla de un modo renavable. Esta ducha portátil funciona utilizando diversas reservas de agua almacenadas en su depósito con capacidad de almacenamiento de 23 litros, que inician un ciclo de uso y reutilización del agua con filtros de purificación y alertas que denuncian la descomposición del recurso.

Este instrumento compacto presta soluciones de movilidad. La ducha puede plegarse y guardarse en su base a fin de ocupar el mínimo espacios posible. Sus creadores resaltan que este aparato tecnológico es capaz de recuperar entre el 95 y el 98% del agua utilizada. Esta estadística reveladora permitiría que una familia de tres integrantes pueda tomar una ducha de cinco minutos durante un lapso de dos semanas utilizando la misma reserva de agua sin necesidad de tener que renovarla. El equivalente a más de 20 duchas con el mismo agua. De esta manera, una familia tipo podría utilizar menos de 50 litros de agua al mes para bañarse.

Pero, claro, una preocupación para la compañía fabricante fue la limpieza del agua ante el empleo constante de las mismas proporciones. Para filtrar y depurar el agua ante cada uso, la ducha portátil de Hotaru dispone de un equipamiento integrado de purificación del agua y un sistema de sensores y alertas que advierten al usuario cuando sea necesario cambiar la reserva.

Es un invento que cuenta como valor agregado su maniobrabilidad. Si bien puede ser empleado dentro de una casa, su funcionalidad está pensada para darle sentido a su rol práctico. Su bajo peso, la posibilidad de plegarla y reducirla y que apenas necesite agua en su depósito para funcionar estimula su uso en cualquier otro contexto. Podría ofrecer soluciones en el marco en una obra de construcción, un campo, un bosque, una montaña, lugares alejados de las ciudades. En principio, el agua estará siempre a temperatura ambiente ya que carece de un dispositivo integrado de calefacción. Para lograr agua caliente, podrá ser adaptado a un generador que esté conectado a una red eléctrica. Hataru tiene previsto iniciar su producción y distribución en 2017

La ducha portátil: