La Universidad de La Plata informó que un egresado de la Facultad de Ingeniería diseñó una “nariz electrónica” desarrollada con técnicas combinadas de nanotecnología y electrónica, capaz de detectar vapores tóxicos. El invento fue creado por el ingeniero electrónico Santiago Barrionuevo.

El desarrollo sirve para detectar compuestos volátiles como acetona en personas con diabetes o vapores tóxicos en procesos industriales que usan elementos químicos peligrosos. La Universidad de La Plata, por medio de un comunicado, dio a conocer algunos puntos destacados del invento, el dispositivo combina técnicas de nanotecnología con micro electrónica. Se trata de un sensor hecho con nanopartículas metálicas que mide 9 centímetros de largo por 5 de ancho.

“La detección de estos vapores sirve para resguardar la seguridad de los operarios en una planta y como un método de control de procesos industriales“, detalla Barrionuevo, quien recibió el premio “Innovación en la Universidad” en el concurso Innovar 2017, coordinado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación. La propia casa de estudios de La Plata le dió la mención “Honor a la Innovación”

“Este primer prototipo tiene escalas macroscópicas, pero podemos ir reduciendo su tamaño cada vez más para tratar de llegar a escalas microscópicas como es el caso de un microchip“, explicó Barrionuevo. Su “Nariz electrónica fue el trabajo final de su tésis para alcanzar su doctorado. “Las narices electrónicas tratan de emular el olfato de los perros y los seres humanos, pero empleando sistemas electrónicos portátiles, pequeños, y que puedan monitorearse en forma remota”, afirmó Francisco Ibañez, director del Proyecto de Barrionuevo.