Finalizó el octavo Festival de Cine de los Pueblos Indígenas que por cuatro jornadas concentró la atención en la capital de Chaco. La última jornada de la propuesta organizada por la Dirección de Cine del Instituto de Cultura contó con el anuncio de la creación de la Escuela de Cine Indígena, lo cual responde a una demanda, cuyo objetivo es capacitar sobre los fundamentos del lenguaje audiovisual y promover las producciones de contenidos propios en las diferentes comunidades indígenas de la provincia.

“En este octavo encuentro tenemos avances cualitativos muy importantes. Hoy confirmamos la Escuela de Cine Indígena y una convocatoria para contar la propia historia a partir de lo que son capaces de hacer. Esto se enmarca en los incentivos de lo que es la ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual que crea un espacio dentro del Instituto Provincial de la Cultura”, sintetizó el gobernador Jorge Capitanich tras el encuentro.

En este 2015, los eventos centrales se realizaron de manera itinerante en los barrios Toba de Resistencia, Cacique Pelayo en Fontana y Mapic; cerrando en el Complejo Cultural Guido Miranda. Durante los cuatro días de festival se realizaron proyecciones de películas argentinas y latinoamericanas de diversos géneros y formatos, que dan wwwimonio de cuestiones directamente relacionadas con las distintas cosmovisiones y problemáticas de los pueblos originarios. Acompañaron al gobernador, la subsecretaria de Legal y Técnica, Analía Rach; Rolando Ruiz, director de Cine y Espacio Audiovisual y público en general.

El festival también es la conclusión de un proceso que inicio la Dirección de Cine este año, que se llamó “Cortos con Identidad” que es un concurso de cortometrajes exclusivo para jóvenes indígenas. 

Además de las proyecciones, se realizaron talleres de capacitación. Se becaron 20 jóvenes de distintos pueblos del interior del Chaco para que participen de intensas jornadas de capacitación a las que se sumaron otros 10 jóvenes de los barrios Toba y Cacique Pelayo.