La creación de este registro —que estará a cargo de la Dirección Nacional de Biodiversidad de la Secretaría de Política Ambiental en Recursos Naturales— representa un gran avance en el establecimiento del nuevo marco normativo y los lineamientos metodológicos.

De esta manera, se cumple con lo indicado en la Ley n.° 22421, de conservación de fauna silvestre, respecto a la existencia de un único registro.

Anteriormente, la inscripción al registro para operadores se daba por defecto, con una marcada permisividad para personas y empresas que comercializaban ejemplares y productos de la fauna silvestre.

De este modo, la concreción de este nuevo sistema público de registro incluye la definición y condiciones para 15 tipos distintos de operadores, entre los que pueden mencionarse zoológicos, ecoparques, criaderos, santuarios y colecciones, entre otros.

La resolución dispone un plazo de tres meses para que los operadores ya inscriptos puedan actualizar la información. Además, el sistema establece la información necesaria para actualizar los planteles de animales vivos y salvaguarda las potestades de registro, a cargo de la Dirección Nacional de Biodiversidad.

La inscripción en el registro unificado permitirá un mejor cruce de información y verificación de ejemplares vivos, productos y subproductos provenientes de la fauna silvestre. Las inscripciones se realizarán a través de un trámite TAD, que le imprimirá mayor agilidad y sencillez al procedimiento.