Por Leandro Vesco / Fuente: Diario Registrado

Investigadores de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata crearon una silla de ruedas anfibia para que las personas con discapacidades motrices también puedan disfrutar de la playa y del mar. La noticia no puede ser mejor, ya que sería una invención que vendría a incluir a miles de argentinos con discapacidades disminuidas que podrían integrarse al circuito de recreación estival.

Con la premisa, “La Playa es de Todos”, el original proyecto de la UNLP fue seleccionado en la convocatoria anual del Programa Universidad, Diseño y Desarrollo Productivo dependiente del Ministerio de Educación de la Nación, precisó un comunicado de la universidad platense. Según se detalló, la silla de ruedas está fabricada en cuerpos huecos de plástico reforzado con fibra de vidrio (PRFV) y en su versión industrializada, en rotomoldeo de polietileno de alta densidad (PEAD).

Por sus características técnicas y morfológicas, la silla también puede ser usada dentro del agua. El rotomoldeo o moldeo rotacional es un proceso por el cual se introducen macromoléculas en estado líquido o polvo dentro de un molde y éste, al girar en dos ejes perpendiculares entre sí, se adhiere a la superficie del molde, creando piezas huecas.

El novedoso aparato ortopédico desarrollado por investigadores de la carrera de Diseño Industrial fue pensado para cubrir las necesidades de personas con motricidad disminuida y ofrecerles la posibilidad de disfrutar del entorno de la playa con su familia y en sociedad de la manera más agradable posible, intentando sortear los trastornos que se presentan a la hora de tener que transitar por suelos blandos.

Para el 2015 se inscribieron en la Universidad de la Plata 23.000 aspirantes que ingresan con ideas y proyectos que se caracterizan por tener el apoyo de esta casa de altos estudios que desde el año 1905 ha promovido a los más prestigiosos intelectuales de nuestro país, logrando desarrollar ideas de inmensa penetración social.