El secretario de Minería e Hidrocarburos de Jujuy, Carlos María Navarro, resaltó la puesta en marcha de una planta para la producción de carbonato de litio, en el Salar de Olaroz, es un emprendimiento que “tiene una gran importancia económica para la provincia”.
Navarro dijo a Télam que la producción de carbonato de litio alcanzará las 17.000 toneladas anuales, y que el proyecto forma parte de un “nuevo modelo minero que se ha decido impulsar en la provincia con un formato integral y sustentable”.
 
En ese sentido, señaló que los beneficios alcanzarán en “muchas facetas” el mejoramiento de la calidad de vida de muchas familias de la puna jujeña ya que se va a “tomar mano de obra de las zonas de influencia, se van a capacitar a los miembros de las comunidades para que conformen cooperativas de servicios, como ser de transporte, alimenticios, de mantenimiento de las maquinarias”, entre otras.
Además agregó que en materia de insumos se recurrirá a “fabricas de metal mecánica en la provincia que van a proporcionarle todo en cuanto a repuestos para las maquinarias”.
 
Otra hecho de relevancia, señaló Navarro, será “la inserción de técnicos formados en minería de la Universidad Nacional de Jujuy”, institución que además está llevando adelante la concreción de un Centro Científico, Tecnológico y de Innovación Productiva sobre Litio y sus aplicaciones, que va a propiciar las condiciones adecuadas para generar valor agregado al litio.
 
En tanto, remarcó que es un proyecto plenamente apoyado por las comunidades, las cuales se sienten contenidas y beneficiadas a través de la responsabilidad social empresarial que asume la empresa y que, de acuerdo con el custodio por parte de la secretaría de minería, se lleva adelante con “éxito”. Y anticipó otro proyecto que buscará poner en funcionamiento es el de la extracción de cloruro de potasio, mineral muy importante para el agro en Jujuy.
Por otra parte, el comisionado municipal de Susques, Héctor Luzco, quien participó de la inauguración, expresó a Télam que significa “un salto histórico para la Puna jujeña, la materialización de un sueño tras muchos años de expectativas, donde hubo discusiones y preocupaciones”, pero que “al fin se llegó a un consenso, apoyado por una política de desarrollo nacional impulsada por nuestra presidenta”.
“Esto marca un antes y un después -valoró- porque en nuestros lugares de altura estábamos muy alejados y vivíamos de pequeños emprendimientos relacionados al pastoreo de ovejas, de llamas y cabras, realizando el viejo trabajo de arriero, e intercambiando nuestros productos con el de otras regiones de la provincia”.
Luzco detalló que son más de 10 las comunidades originarias de la Puna jujeña que trabajarán de forma directa en la explotación del litio, a la vez que remarcó que la actividad “generará además puestos de trabajos de manera indirecta, para los comerciantes y emprendedores” a través de una cadena de “beneficios que van a ir floreciendo”.
 
Luis Tinte, secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) seccional Jujuy, dijo a Télam en relación a la inauguración del proyecto minero que para el gremio “hoy es un importante punto de partida”, ya que “podemos acceder a una nueva actividad en la minería”.
“En Jujuy contamos con diversos yacimientos mineros y la inauguración de hoy es una buena y nueva oportunidad de trabajo para la gente del lugar”, enfatizó el dirigente gremial.