Por Gustavo Hierro. Secretario de Redacción de El Federal.

Pregunta El Federal, responde Guillermo Alonso, de Nidera.

 

¿Cuál sería la región que más va a crecer en superficie?
Yo creo que va a crecer Córdoba, el centro y sur de Santa Fe, y el oeste de Buenos Aires.

¿En lo que hace a nutrición cuáles son las claves?
Habría que apuntar a fertilizaciones con fósforo y azufre, no sólo para cubrir la demanda del cultivo sino también las demandas de la rotación con soja de segunda; y no sólo eso, sino también a toda la rotación, porque es el cultivo que mejor homogeiniza la fertilización, y el que permite trabajar con fertilizaciones más altas.
 
¿Qué hay que tener en cuenta para cuidar el cultivo de malezas y enfermedades?
Las malezas más complicadas para el trigo son las gramíneas, como raigrás, avena fatua, cebadilla. La dificultad con ellas no sólo pasa por las herramientas de control sino porque además son hospedantes de enfermedades que después se pasan al trigo. En lo que hace a enfermedades, en las últimas campañas no hemos tenido episodios graves de roya, pero de todas formas es una enfermedad que siempre está presente. La otra complicada es el fusarium de espiga, una enfermedad que no aparece todos los años pero cuando lo hace es muy difícil de controlar. En el mejor de los casos, cuando se hacen controles químicos, se termina manejando el 50%. Por eso es importante diversificar el período de floración con diferentes materiales y fechas de siembra. Además, es importante estar atentos a las condiciones de humedad, y a los ambientes que son más susceptibles a la aparición de la enfermedad.
 
¿Hacia dónde se dirige hoy el mejoramiento genético?
Los trabajos de mejoramiento siguen buscando los máximos potenciales de rendimiento para cada ambiente, pero con una calidad comercial e industrial acorde a los requerimientos del mercado argentino y externo. Luego, mejorar el comportamiento sanitario, tanto a roya como a fusarium. Se buscan materiales que tengan mayor velocidad de secado. Y todo eso atado a otras características que vienen de la línea del germoplasma europeo, que es el buen comportamiento a vuelco, que permite obtener altísimos rendimientos sin la incertidumbre de que la variedad se te caiga, y por otro lado, el comportamiento a helada en pasto.