Por Leandro Vesco / Fuente: Télam / Fotos: Archivo Infomedia
 
Una nueva travesía que seguramente quede en la historia de las grandes hazañas nacionales comienza a escribirse. Autoridades jujeñas recibieron  en el Salón de la Bandera de casa de gobierno a una tropa gaucha que busca unir a caballo la ciudad de La Quiaca y Ushuaia, en el otro extremo del país, considerada la ciudad más austral del mundo, en un recorrido de casi 4.000 kilómetros por caminos paralelos a la ruta nacional 40.
 
La aventura comenzó el pasado 25 de mayo cuando un grupo de gauchos partió desde la La Quiaca, en la frontera con Bolivia, y tiene como próximo destino la ciudad salteña de Güemes, tras recorrer el año pasado la primera etapa desde Salta hasta Pehuajó, en la provincia de Buenos Aires. El secretario de Gobierno provincial, Juan Cardozo, obsequió a los gauchos -provenientes de Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba- dos banderas nacionales de la Libertad Civil, una para flamear durante la travesía y otra de ceremonia para ser entregada a la gobernadora fueguina, Fabiana Ríos.
 
“Entregamos esta bandera que para nosotros tiene un valor sentimental muy grande”, pues recientemente fue declarada símbolo patrio histórico, dijo Cardozo y abogó por que “en esta cabalgata que están haciendo los gauchos argentinos desde La Quiaca a Ushuaia puedan hacerla flamear y llevarla hasta su destino”. Gerardo Medina, oriundo de Pehuajó y precursor de la cabalgata, agradeció el gesto: “Es un orgullo pisar esta bendita tierra que es mía, porque yo siento que Jujuy me pertenece”, manifestó. “Quiero cruzar el país tranqueando, quiero saber qué me dicen los cascos del caballo al corazón, al alma y al cielo, quiero esa conexión”, dijo el gaucho bonaerense.
 
En los caminos de la Puna y la Quebrada de Jujuy “nos hemos encontrado con un clima hostil, pero con gente que nos brindó cobijo y mucho compañerismo, cosas que uno valora y aprende”, valoró. La iniciativa surgió “porque amo a este país profundamente. Soy un tipo muy orgulloso de ser argentino y me faltaba recorrerlo a caballo, ello permite valorizar la figura del gaucho y el hombre argentino”, dijo Medina. 
 
La marcha patriótica, que completará su último tramo partir del próximo 20 de septiembre, partirá desde Pehuajó y pasará por las ciudades pampeanas de Santa Rosa y General Acha, cruzando por Catriel (Río Negro) hasta llegar a la ciudad de Neuquén, y continuará por Piedra del Águila hasta llegar a Bariloche.
 
La cabalgata gaucha deberá cruzar las elevaciones cordilleranas en varias oportunidades, acompañada por guías locales. En Santa Cruz pasarán por la localidades de Tres Lagos y Chaltén y el paraje La Esperanza hasta llegar a la capital, Río Gallegos. Allí dejarán esos caballos y cruzarán a Río Grande, donde una nueva tropa tomará la posta hacia Ushuaia, la ciudad más austral del país y del mundo, a la que esperan llegar a fines de febrero de 2016. Esta gesta gaucha está en marcha y tiene aroma a hazaña patriótica.