Por medio de la Ordenanza Municipal N° 7335, los humedales y montes nativos de Dolores -hábitat de especies acuáticas, gran variedad de aves y animales de la zona- quedaron protegidos.

La decisión “es algo sobre lo que se venía trabajando hace muchos años, si bien ya se había logrado en 2018 un grado de protección siendo incluidos en la Ley de Protección de Bosques Nativos, hoy con esta ordenanza, se amplía esa protección a la categoría de Reserva”, explicó Camilo Etchevarren, intendente de la ciudad.

“Vamos a proteger toda la flora y la fauna de la reserva. La idea que este avance de la soja a casi 600 dólares la tonelada no permitan que se instalen empresas y nos talen todos estos montes de Tordillo, que son reserva de más del 30% de las aves de todo el país, detalló el intendente y agregó: “Aquí se alimenta hacienda a pasto natural y hay familias productores de miel que, ahora, están protegidas”.

A partir de esta nueva ordenanza, se generarán incentivos impositivos para los productores del Monte del Tordillo que planten nuevos ejemplares de coronillo, árbol autóctono en retroceso. Estos incentivos se extienden a todos los productores rurales del partido que planten ejemplares de eucalipto, sauce y álamo en otras zonas.

Además, se prohibirá la caza y se incentivará el turismo de avistaje de aves, una alternativa muy importante a nivel nacional y mundial. La medida también prevé la creación de la figura de Guardaparque Municipal.