Por presunto incumplimiento de la ley de fauna, un león africano taxidermizado fue incautado por el organismo de Ambiente nacional, y quedará a disposición judicial hasta tanto se constate su origen legal. Al ser interpelados por el Cuerpo Especializado de Fiscalización y Control Ambiental (CEFCA), los responsables del lugar no contaban con la documentación que avalara su legal origen.

El león taxidermizado se encontraba en el restaurante, en exhibición al público. El animal no posee garras, por lo que se interpreta que nunca permaneció en estado silvestre y habría sido una mascota.

Se trata de una especie silvestre exótica considerada vulnerable a nivel mundial, según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de Naturaleza (UICN). Y figura en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna Y Flora Silvestres (CITES).

El operativo está en sintonía con los esfuerzos e investigaciones que lleva adelante la Secretaría de Ambiente en relación a las actividades ilícitas y el tráfico de fauna, particularmente respecto a tigres y leones en Argentina”, indicó Pablo Santori, director de Inspecciones del organismo de Ambiente nacional.

Asimismo, el funcionario explicó que “se seguirá buscando el rastro de posibles casos de la denominada ‘cacería enlatada’ que consiste en la matanza de animales salvajes confinados en pequeños predios alambrados para que estos no puedan escapar y así obtener de ellos un trofeo”.

La Ley 22421 de Conservación de la Fauna sanciona el almacenamiento, transporte, compra, venta e industrialización de productos provenientes de la caza.