Desde la cartera de ambiente nacional informaron que la creación de la red de faros de conservación impulsada por el ministro Juan Cabandié “tiene el objetivo de conformar una red de nodos interconectados, localizados de manera estratégica en el territorio del delta del Paraná para permitir realizar el monitoreo de biodiversidad y la evaluación del estado de las especies amenazadas, el mapeo de vegetación del bosque ribereño y la identificación de zonas incendiadas.

De esta manera, la red genera un sistema de prevención de riesgos ambientales, la conservación de la biodiversidad y la transición productiva regional hacia la sostenibilidad ambiental, económica y social. La estrategia se enmarca en el Plan Integral Estratégico para la Conservación y el Aprovechamiento Sostenible del Delta del Río Paraná (PIECAS).

Cada emplazamiento está totalmente equipado con personal permanente, lanchas, cuatriciclos, motos, drones y torres de control con cámaras térmicas, equipos de monitoreo ambiental y equipos de comunicación, entre otros. Se prevé el emplazamiento progresivo de faros de conservación hasta lograr cubrir la totalidad del territorio.

Actualmente son cuatro los nodos que se encuentran en funcionamiento: Villa Constitución (Santa Fe); los emplazados en los parques nacionales de Islas de Santa Fe y Pre Delta (Entre Ríos); y el que se encuentra asentado en el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, en la provincia de Buenos Aires.

El desarrollo de la estrategia es implementado por los cuerpos técnicos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Administración de Parques Nacionales, en consulta con el Comité Interjurisdiccional de Alto Nivel (CIAN) y el Grupo Coordinador Interjurisdiccional (GCI) del PIECAS.