La ciudad de Seattle ha demandado esta semana a Monsanto por la supuesta contaminación el río Duwamish y de las tuberías de drenaje de la ciudad. La demanda contra la multinacional de transgénicos se centra en los 80 kilómetros cuadrados en los que desemboca el río y en el drenaje próximo a la isla Harbor.

La demanda alega que la desembocadura del río Duwamish ha quedado contaminada por bifenilos policlorados (PCB), y que Monsanto continúa produciendo dichos agentes químicos pese a conocer los riesgos que para la salud y el medio ambiente que trae como consecuencia la producción de estos productos.

Monsanto Company es una multinacional estadounidense productora de agroquímicos y biotecnología destinados a la agricultura. La sede de la corporación se encuentra en Creve Coeur, en Missouri. Es líder mundial en ingenieria genética de semillas y en la producción de agrotóxicos, el más famoso de ellos es el glifosato, comercializado bajo la marca Roundup

Fundada en 1901 por Jhon Francis Queeny, Monsanto producía en un principio aditivos alimentarios como la sacarina y la vainillina; en la década de 1920 dió un vuelco en su razón empresarial y ya producía numerosos productos químicos industriales como ácido sulfúrico y PCB. Ya en la década de 1940 se había convertido en un importante productor de plásticos, incluyendo poliestireno y fibras sintéticas, todas contaminantes. 

La compañía también fabricó productos polémicos como el insecticida DDT, los PCB, la somatotrapina bovinarecombinada y el Agente Naranja, utilizado en la guerra de Vietnam y responsable de la muerte de cientos de miles de personas y de la destrucción o daño de millones de hectáreas de selva y cultivos.

“Mucho tiempo después de que fueran ampliamente conocidos los peligros del PCB, Monsanto continuó con esta práctica protegiendo sus intereses empresariales a expensas de nosotros”, sostiene el abogado municipal de la ciudad, Pete Holmes, a través de un comunicado.

Monsanto produce PCB, un compuesto químico que se utiliza en pinturas, masillas, equipos eléctricos y materiales de construcción. La Oficina del Fiscal de la Ciudad de Seattle recuerda que esta es la sexta ciudad importante de Estados Unidos que demanda a Monsanto. El lobby de la compañía es importante, muchos ex funcionarios de la misma tienen llegada directa con el gobierno de Estados Unidos. Su influencia se extiende a todo el mundo.