El río Luján es uno de los cauces que desde hace unos años atrás ha entrado a ser considerado uno de los ríos más contaminados de la provincia de Buenos Aires, modificado por emprendimientos inmobiliarios, y receptor de efluentes industriales y cloacales, esta semana volvió a mostrar en su cauce una extraña espuma blanca, atribuible a agentes químicos.

Para organizaciones ambientalistas, lo que sucede es claro y simple, en su paso por diversos distritos, industrias y localidades vierten en el lecho del río Luján liquidos sin tratamiento, ocasionando la contaminación del agua. No existe una razón natural para que esta espuma se produzca. El proceso ya se ha repetido en varias oportunidades y coincide cuando ocurren grandes precipitaciones y el río crece, luego al bajar, las aguas presentan en su superficie una capa de esta espuma blanca.

El fenómeno se vio este fin de semana cuando se registró una intensa lluvia en la región, el río Luján llegó a tener casi cuatro metros de profundidad. Por la localidad de Olivera, debieron evacuar algunas familias que viven a orillas del cauce. Pasaron unas horas y la espuma blanca comenzó a manifestarse.

La ONG SOS Habitat, que investiga y denuncia hechos de contaminación en el río informó que desde el Partido de Suipacha hasta su llegada al Río de La Plata, el río Luján recibe deshechos cloacales e industriales sin tratamiento, lo que provoca la contaminación del agua, la ONG insiste en que el Comité de Cuenca del Río Luján debe trabajar y castigar a los municipios e industrias que usan el río como tacho de basura.