“Anoche hablé con el compañero Roberto Sánchez, de la comunidad de El Corralito, y me dijo que los atacantes no volvieron durante el fin de semana, debido a la presencia policial, pero que siguen muy preocupados ya que ninguno de ellos fue detenido”, dijo hoy a Télam Roger Almaraz, portavoz del Mocase. 
 
El vocero de la organización explicó que diez familias de El Corralito sufren desde hace tiempo “el acecho constante del empresario tucumano Flabian Strukob, que intenta apropiarse de más de 400 hectáreas”, y que el miércoles último nueve hombres armados destruyeron instalaciones comunitarias. “Ese día que entraron esos delincuentes nos cortaron el alambre, nos voltearon una pieza y permanecieron en nuestras tierras entre las cuatro de la tarde y las ocho de la noche”, relató Sánchez en declaraciones que reprodujo un comunicado del Mocase.
 
Entre los nueve atacantes, el mismo integrante de la comunidad dijo que identificaron a “dos hijos del ex policía Lictor Padilla”, denunciado desde hace años por su papel en la violencia contra campesinos, y añadió que “a los otros siete no los conocimos”. “Cuando llego la policía se metieron al monte a esconder las armas. Por ahora no volvieron pero ninguno de ellos fue detenido, por lo que estamos alerta, recorriendo el campo”, puntualizó.
El Mocase afirmó que uno de los asesores de Strukob es Orlando Casasola, hermano del intendente de Nueva Esperanza, Arnaldo Casasola. La causa por estos hechos se encuentra a cargo de la jueza penal Rosa Falco y representan a las familias campesinas afectadas los abogados Fernando Fernandez, César Barroco y Guillermo Tuma. 
El Mocase exigió celeridad y transparencia a la actuación judicial y policial en el caso, el arresto de quienes agredieron a las familias de la comunidad de El Corralito y el desbaratamiento de las bandas armadas. La organización recordó además que el 4 de noviembre próximo comienza en la localidad de Monte Quemado el juicio por el asesinato de Cristian Ferreyra, un joven militante del Mocase-Vía Campesina que murió en 2011 baleado por sicarios de un empresario rural.