En septiembre pasado, el gobierno del ex presidente Mauricio Macri había modificado un decreto para autorizar la importación de desechos reciclados sin un certificado de inocuidad sanitaria, algo que estaba prohibido por la Ley de Residuos Peligrosos desde 1991, y una medida que también atentaba contra el artículo 41 de la Constitución Nacional que procura un ambiente sano.

Felizmente el actual gobierno derogó ese decreto y estableció un plazo de 180 días para que el Ministerio de Ambiente y de Desarrollo Sostenible formule una nueva propuesta. Se trata del Decreto 148/2020, que formalizó la decisión de anular el anterior (591/2019).

Según se publicó hoy en el Boletín Oficial, es necesario dictar una nueva normativa que “promueva una gestión integral de los residuos en el marco de una economía circular, cuya propuesta surgirá del trabajo conjunto entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Ministerio de Desarrollo Productivo”.

Además, remarca que “la problemática vinculada a los residuos en nuestro país requiere la adopción urgente de medidas que tiendan a evitar su generación y, cuando ello no sea posible, promuevan su gestión integral y fomenten el recupero, el reciclado y la valorización”.

La norma publicada hoy en Boletín Oficial señala: “Los avances han sido insuficientes y se han registrado contratiempos, agravados por las múltiples crisis financieras, económicas, alimentarias y energéticas, que han puesto en peligro la capacidad de todos los países, en particular los países en desarrollo, para lograr el desarrollo sostenible. A este respecto, es esencial que no demos marcha atrás a nuestro compromiso con los resultados de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo”.