PorLeandro Vesco

Barrick Gold puede derramar cianuro y envenenar los ríos con mercurio, entre otros metales pesados, pero para la Justicia –que posibilitó que hoy la empresa esté extrayendo oro- el hecho de que 10 vecinos de Jáchal estén en el Hall de la Municipalidad es inaceptable. La Justicia sanjuanina, empleada de la empresa canadiense, por medio del Fiscal Eduardo Quattropani, ordenó que la policía desaloje a los manifestantes.

La mina Veladero consiguió que se le levantara la suspensión en una movida jurídica que deja al desnudo el poco margen de poder que le quedó al gobernador Sergio Uñac. En estas horas, la polémica mina está extrayendo oro y plata, sin ningún control ambiental. El día después de que se hiciera real esta estrategia legal, se conoció un informe de la Universidad de Cuyo donde daba cuenta del descubrimiento de valores elevados de mercurio, otros metales en el agua del Río Jáchal. Cuando se supo esto, miembros de la Asamblea Jáchal No Se Toca, entendieron que la gota había rebalsado el vaso: el agua que toman sus hijos, con las que riegan sus  plantas y con la que bebe su ganado está contaminada. Para exigir el cierre de la mina, entraron al hall de la Municipalidad para hablar con el Intendente, pero este –qué otra cosa podía hacer- salió por la puerta de atrás. Desde ese momento están encadenados, pero la Policia no deja que le lleven agua ni comida.

El fiscal general de la Corte de Justicia de San Juan Eduardo Quattropani, siguiendo el guión que escribe Barrick entiende que los manifestantes “están impidiendo el funcionamiento de la Municipalidad y del servicio de justicia” El ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, afirmó que “esperan un desalojo voluntario”, pero si esto no sucede “deberemos acatar la orden judicial”

El Fiscal les pidió a los policías que “actúen sin armas de fuego o cualquier elemento contundente, porque no queremos que quienes son victimarios mañana aparezcan como víctimas” Asi mismo, afirmó que procederá a la “identificación de los autores, cómplices y encubridores de la toma del edificio municipal” Esto quiere decir ni más ni menos, que la orden va más allá del desalojo, quieren terminar con la lucha que hace más de un año están llevando a cabo la Asamblea.

Quattropani dejó en claro cuál es su misión allí, y no es precisamente defender la salud de miles de sanjuaninos que en este momento están tomando agua con mercurio. Para el fiscal  “una cosa es manifestarse en la calle y otra es no permitir que funcionen los poderes y arrogarse la facultad de exigirle a las autoridades una toma de posición so pena de que no dejar funcionar a las instituciones. Esto se parece bastante a un delito de coacción gravada que tiene una pena bastante grande, incluso no excarcelable” Barrick Gold de esta forma se está asegurando judicializar a los miembros de Asamblea, quienes en las últimas horas, emitieron el siguiente comunicado:

En el día de hoy, realizamos una presentacion por escrito al subsecretario de DDHH Dr. Jorge Ariel Rodriguez , advirtiendo sobre la situación de nuestros compañerxs que están dentro de la municipalidad de Jáchal ya que las fuerzas de seguridad no dejan ingresar agua alimentos y demas elementos esenciales. Ademas se le adjuntó los resultados de los análisis de la UNCuyo, poniendolo en conocimiento sobre el estado de las cuencas del río Jáchal, y del abandono de persona por parte del gobierno nacional provincial y municipal, ante los dos derrames oficiales ocurridos el 13 de septiembre 2015 y el ultimo del 8 de septiembre.