Docentes e investigadores del Conicet y de la Universidad Nacional de Río Negro desarrollaron un nuevo material usando nanotecnología para tratar aguas contaminadas con metales pesados. “La ventaja de este nuevo material es que, en el caso del cromo, lo que hace es transformarlo químicamente a una especie no peligrosa, y de esta manera se generan menos residuos en el proceso de remediación de las aguas contaminadas” comentó a la prensa Nicolás Fellenz,  investigador del Conicet en la universidad rionegrina.

El nuevo material que creó este equipo es un “sólido absorbente nanoestructurado“, compuesto por dióxido de silicio (vidrio) y funciones químicas que están contenidas en átomos de nitrógeno. “Creemos que la nanotecnología sirve para contribuir a la descontaminación y a la prevención de las aguas contaminadas con metales pesados como el cromo y el zinc“, sostuvo Fellenz.

La nanotecnología manipula las propiedades de la materia a escalas muy pequeñas, como átomos y moléculas. Esta tecnología permite el desarrollo de productos que hasta hace una década atrás eran impensados. La contaminación en los cauces de los principales ríos del país fue el disparador del equipo para diseñar un material para intentar remediar los deshechos tóxicos del agua.

“Usamos la nanotecnología en materiales que son sólidos, que tienen dimensiones pequeñas con propiedades extraordinarias pero con mucha superficie para interaccionar con el medio de forma específica. Nosotros la aprovechamos con metales pesados disueltos en el agua. En muchos procesos industriales se usan como desecho efluentes con altos contenidos de cromo inmerso en agua común, como las curtiembres o los que trabajan con acabados de metales”, agregó Fellenz .

En el Alto Valle rionegrino las frutas, muchas veces son sometidas a pulverizaciones con agrotóxicos, con respecto a cómo el nuevo producto puede ayudar a quitar estos agentes químicos dañinos, el investigador del Conicet explica: “Si uno utiliza un absorbente común, lo que se saca son todas las propiedades del agua; pero lo que hacemos es modelar estos materiales para que solo retenga un material en particular. Se podría usar la nanotecnología en el agua con la que se lavan las frutas que tienen herbicidas y que están compuestos por metales pesados, al igual que los residuos acuosos que resultan de la industria minera”

En los experimentos que han hecho con el nuevo material han logrado reducir a cero las concentraciones de iones de cromo y zinc en aguas contaminadas con estos metales.