Un grupo de científicos desarrolló un parche de grafeno que facilita la medición del nivel de glucosa en la sangre y administrar el fármaco adecuado, luego de un estudio publicado ayer en la revista Nature Nanotechnology.

Los investigadores probaron en ratones diabéticos este pequeño parche semitransparente, capaz de detectar la glucosa a través del sudor. Los autores subrayan que la ventaja de este sistema, que se probó también en dos varones sanos, es que sería más práctico y menos invasivo que el método actual de pinchar el dedo del paciente.

Para elaborar el parche, combinaron el grafeno con partículas de oro y una malla de este metal, a fin de crear un material flexible y semitransparente, que puede llevarse pegado en la parte anterior del brazo.

El parche permitió evaluar los niveles de glucosa en sangre de los roedores y después administrarles la dosis correspondiente del fármaco antidiabético metformina.

Los investigadores apuntan que el grafeno es un material con un gran potencial para ser usado en dispositivos electrónicos de este tipo, pues es flexible, conduce la electricidad y puede ser suave, fino y transparente. En poco tiempo, los diabéticos ya no tendrán que pincharse más para conocer su nivel de glucosa. El parche le cambiaría la vida a millones de personas en todo el mundo.