Se trata del proyecto “ReFunca”, que busca reducir el impacto ambiental ocasionado por la contaminación generada por los plásticos de un solo uso, que representan en la actualidad un desafío no solamente ambiental, sino también social y económico a nivel global.

El equipo conformado por docentes y estudiantes de la carrera Diseño Industrial perteneciente al Centro de Investigación Aplicada de la Universidad de Rafaela y el Laboratorio de Diseño Lab DI (UNRaf Tec) propone una alternativa para reutilizar el plástico que es desechado.

Según el diseñador Javier Nocete, investigador y docente en la UNRaf: “Lo que se busca con este proyecto es mostrar lo que entendemos como el futuro de la empleabilidad, el empleo verde y sustentable, la generación de trabajo en red, que puede potenciar emprendimientos y puede ser en unos años el trabajo de muchos jóvenes”.

A través del proyecto “Diseño, sustentabilidad y desarrollo emprendedor: estrategias de refuncionalización de residuos sólidos recuperables”, el equipo asevera que el primer paso del proceso consta en separar los residuos, para luego, mediante un desarrollo productivo, se transformen en nuevos productos y objetos para ser comercializados.

Ante los patrones de consumo actuales que resultan insostenibles -basados en la lógica del descarte-, el investigador aseguró a la Agencia CTyS-UNLaM que “hay claras muestras de que un modelo productivo circular funciona, que deja una mejor huella no sólo a nivel ambiente, sino a nivel económico, ya que es más justo con vínculos más horizontales y un impacto cultural que nos permite entendernos a nivel sociedad de otra forma”.

Se estima que un 40 por ciento de todo el plástico que se genera en el mundo está destinado a la producción de envases y productos de un solo uso, lo que equivale al ocho por ciento de todo el petróleo que se usa actualmente, mientras que solo el nueve por ciento del total del plástico producido en el mundo es reciclado.

Consideramos que la aplicación de estrategias de diseño sustentable permite encontrar vías de desarrollo e innovación que permitan generar valor. Los residuos pueden transformarse en la materia prima de emprendimientos productivos sustentables, si esos recursos materiales son utilizados correctamente a partir de la aplicación de enfoques proyectuales que le permitan sumar valor, agregó el diseñador Pablo Bianchi, director de la Licenciatura en Diseño Industrial de la UNRaf.

Trabajamos en dos líneas, la primera el diseño y la construcción de las máquinas que nos permiten lograr prototipos para buscar potenciales aplicaciones a este material; en nuestro caso, ya tenemos una trituradora y una inyectora de plástico, y una compactadora de placa”, aseguró el director del proyecto, a la vez que señaló que todos los diseños de las máquinas se encuentran disponibles en código abierto, para que quien esté interesado utilice los diseños.

“En segundo lugar, estamos trabajando en el mapeo, es decir, en el conocimiento de la problemática a nivel local,  regional, nacional e internacional. Buscamos sistematizar las experiencias de recupero creativo de plástico para también generar un documento-manual que esté disponible a la sociedad, en donde se cuente el paso a paso para iniciarse en el proceso de recupero creativo de plásticos”, manifestó.

“Que los planos y manuales estén disponibles en código abierto, es algo que permite democratizar el diseño, volverlo colaborativo. Que cualquier persona pueda acceder a él, cambiarlo, mejorarlo o adaptarlo es algo que está buenísimo. En nuestro caso no mejoramos las máquinas, sino que las adaptamos a nuestras necesidades”, destacó por su parte Agustín Méndez, becario del Laboratorio DI y estudiante avanzado de Diseño Industrial.

Fuente: Agencia CTyS-UNLaM