Dos graduadas del Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Computación de la Universidad Nacional del Sur de Bahía Blanca  (Yésica Sacristán, de la Licenciatura en Ciencias de la Computación, y Estefanía Güimil, de Ingeniería en Sistemas) desarrollaron “La granja de Neri”, un videojuego creado para no videntes basado en sonidos que guían a los participantes. 

El juego puede ser descargado en forma libre y gratuita del sitio www.cs.uns.edu.ar y es una de las escasas propuestas para no videntes sin costo que existe en el mundo informático. Consiste en un laberinto formado de celdas con un personaje principal y un villano. El jugador solo podrá recorrer las celdas que son “transitables” e ir juntando objetos. El escenario que le da marco al juego es una granja, por lo que el actor principal es un granjero que debe ir juntando animales y es perseguido por un lobo.

Las interfaces de usuarios convencionales, tanto en dispositivos de escritorio como en móviles, están basadas fuertemente en un paradigma de comunicación visual. Este modelo de interfaces ha dado como resultado una diversa oferta de aplicaciones, tanto en juegos, como en aplicaciones de escritorio, aplicaciones móviles, etc. Sin embargo, cuando se considera un usuario que no dispone de una capacidad visual o la misma se encuentra seriamente disminuida, es muy limitada la oferta de aplicaciones; llegando, en algunos dominios, a ser nula.

La planificación, diseño y desarrollo de interfaces de usuarios con discapacidades visuales plantea un escenario difícil pero no imposible de resolver. El trabajo de las alumnas tuvo como objetivo estudiar la teoría de base en Interacción Humano Computadora (IHC) y aplicarla a personas con discapacidades visuales y en el proceso generar un software orientado a este tipo de usuario.

Fuente: Unciencia