Desarrollos inmobiliarios han causado inundaciones y modificado el medio ambiente en el Delta del Tigre, trabajadores isleños se reunieron con la Defensoría del Pueblo para que medie en favor de ellos y ponga un límite a la industria inmobiliaria que construye sin control, rellenando humedales y produciendo un impacto negativo al medio ambiente.

Productores isleños de la Cooperativa Junquera Isla Esperanza se reunieron con el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino para expresarle su preocupación ante la avanzada de empresas inmobiliarias que están construyendo barrios privados en entornos naturales que son el ámbito laboral de estos trabajadores que además ven cómo estas empresas dañan el ecosistema del Delta.

Los trabajadores del Delta saben que enfrente de ellos hay un negocio muy grande que no tiene intenciones de convivir con pequeñas comunidades que han vivido y trabajado en el Delta desde hace muchos años. En concreto, piden que se respeten sus derechos laborables y se proteja al medio ambiente.

La Defensoría del Pueblo bonaerense se comprometió ante los productores isleños de la Cooperativa Junquera Isla Esperanza a mediar con empresas que construyen barrios privados en el Delta del Tigre, para garantizar los derechos laborales y ambientales de los trabajadores.

De la reunión participaron miembros de la Cooperativa, el secretario de Economía Popular Hernán Rachid y el asesor legal del organismo, el Dr. Carlos Zimerm. Los cooperativistas señalan a las empresas “Colony Park” y “Parque de la Isla” como las responsables de atentar contra sus estilos de vida, basadas en el trabajo sustentable y el respeto a la biodiversidad. En concreto, denuncian que estas empresas están desarrollando emprendimientos urbanísticos que rellenan humedales y modifican el curso del río Lujan y el Canal de Vinculación que desemboca en el Río de La Plata.

Ante esta situación de desigualdad, la Defensoría del Pueblo se comprometió a intervenir y realizar gestiones para mediar y garantizarles a los isleños su derecho a continuar desarrollando sus actividades en las islas del Delta, y a trabajar para que estas empresas no dañen el medio ambiente.