Fuente: Jujuy al Día

Un denominado “club de la pelea” donde se desarrollaban riñas de gallos fue desbaratado en la localidad jujeña de Los Manantiales, en el departamento El Carmen, y se detuvieron a  42 personas por violar las leyes de juegos de azar y protección de los animales, informaron fuentes policiales.

El procedimiento tuvo lugar en una finca situada en plena zona rural, en el sur de la provincia, en donde llamó la atención a la Policía la presencia de varios vehículos estacionados alrededor de un predio y de personas ubicadas en el ingreso que cobraban entrada.

Los efectivos contaron con el apoyo de los cuerpos de Infantería y Caballería, y al ingresar al lugar encontró varias personas vociferando durante una pelea de gallos, además de observar siete bretes, jaulas, pizarras y otros elementos necesarios para organizar la pelea.

Si bien en el lugar había más de cien personas, solo demoraron a 42 “que tendrían vinculación  directa con la organización de este tipo de evento clandestino”, consignaron fuentes policiales. Además, se procedió al secuestro de 36 gallos que fueron alojados en predios del cuerpo de Caballería, mientas que también se realizó un acta de comprobación por el expendio de bebidas alcohólicas.

Las peleas de gallos son legales en la mayoría de paises latinoamericanos, así como en dos regiones europeas de Andalucia, y la región francesa de Norte Paso de Calais, y en países de Asia como Filipinas. En muchos otros lugares, las peleas de animales están prohibidas, basadas en la oposición a las apuestas, la crueldad animal, o ambas.

En nuestro país está prohibida la pelea de gallos, pero la Provincia de Santiago del Estero, no sigue esta ley. Mientras la ley nacional 14.346 prohíbe explícitamente las riñas de gallos, desde 1986, la ley provincial 5574 las permite: la Dirección de Deportes provincial extiende los permisos del caso y administra los ingresos generados por la recaudación.