El antiguo telescopio de Bosque Alegre, perteneciente a la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), descubrió un nuevo objeto del Sisetma Solar: el ‘asteroide 2016 CH138’.

Marcos Santucho, Rodolfo Artola y Carlos Colazo fueron los astrónomos aficionados que detectaron este nuevo objeto mientras analizaban las imágenes tomadas por un telescopio instalado en Hawaii.

Como el brillo era demasiado tenue, por protocolo de la campaña de búsqueda de asteroides, deberían haber descartado el descubrimiento, pero los astrónomos decidieron no abandonar la posibilidad de haber encontrado un objeto nuevo. Luego, los cordobeses realizaron cálculos del movimiento probable para los próximos días y tres noche después de la detección, iniciaron la búsqueda con el telescopio de Bosque Alegre. Posteriormente, lograron imágenes con muy buen brillo del objeto. El telescopio utilizado tiene más de 70 años de antigüedad, fue instalado en 1942.

Según se informó a través de la Web, el crédito del descubrimiento se asignará cuando el asteroide sea numerado, es decir, cuando el Minor Planet Center fije una denominación definitiva. Eso se logra mediante un proceso de comparación de las observaciones de Bosque Alegre con astrometrías futuras y con eventuales observaciones anteriores al hallazgo, si es que aparecen.

El asteroide se encuentra a 265 millones de kilómetros de la Tierra y se desplaza a 19 kilómetros por segundo.