De la mano del biogás, nuestro país tiene potencial para reemplazar la importación de gas, lo que le permitiría ahorrar U$S 2.300 millones, el 28 % del déficit comercial”, indica Jorge Hilbert, investigador del Instituto de Ingeniería Rural del Instituto nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Castelar y especialista en Bioenergía.

Se trata de datos obtenidos en la Conferencia 2018 del Consorcio Italiano de Biogas en la que el grupo internacional de trabajo “biogas done right (BDR)”, conformado por científicos de Estados Unidos, Inglaterra Francia, Italia y Argentina, presentó los primeros resultados. “Estudiamos la potencialidad de esta tecnología y sus impactos en cada uno de sus países”, aseguró Hilbert, integrante del grupo de trabajo BDR, en representación de la Argentina.

Para el caso particular de la Argentina, analizamos los principales cultivos, su superficie y concluimos que tenemos un área de tierra disponible para cultivo de cobertura de varias especies de más de 9 millones de hectáreas que con un rendimiento de 3 tDM/ha”, especificó el investigador del INTA.

Más específicamente, “nuestro país tiene un potencial de producción de 14,40 billones de metros cúbicos de Biometano, de los cuales 10,53 corresponden a cultivos secuenciales, 2,84 a residuos agrícolas, 0,86 a efluentes del ganado y 0,14 a subproductos agroindustriales”.

Si bien esta tecnología en la Argentina es, aún, incipiente, hay vigentes 100 plantas de biogás que se expanden: en la última licitación del Plan Renovar se presentaron 36 nuevos proyectos en el área agrícola y agroindustrial, con una potencia de 75 Mw”, resaltó Hilbert.

El principio BDR que consiste en profundizar el concepto de economía circular y reciclado, incrementar el número y valor de los productos elaborados a campo, equilibrar el balance nutricional de los suelos reduciendo o eliminando los fertilizantes químicos.

Además, se minimiza el uso de tierra agrícola adicional fomentando los intercultivos y cultivos de cobertura, se logra que las plantas flexibles se adapten a diferentes tipos de sustratos, se reduce la contaminación de suelos, agua y gases de efecto invernadero.